.

lunes, 22 de febrero de 2010

Mi corazón

Todo lo que tengo hoy para decir, sale de mi corazón. Corazón que no quiere dejar de latir, que no para de hablar, que se niega a dejar de desear. ¿Lo sentís?
Todo el que está instalado en él, se siente acogido cálidamente. Todo el que por él ha pasado aunque sea un instante, se ha sentido amado.
Y hoy cumple mil aniversarios. El aniversario más feliz, el más doloroso, el del primer beso, el del último adiós. Y no se rinde, no se cansa ni se calla. Sigue fresco y cálido a la vez, como a los quince.
En él comenzaron las más divertidas aventuras, pasiones, viajes, amistades. Los amores más raros, platónicos, imposibles y los eternos también. Amores de mujer, hija, hermana, madre, nieta.
Ha tenido guías, maestros y discípulos. Ha sabido escuchar y aconsejar, gracias a que habla el idioma que todos conocemos, el idioma de sentir. No vas a tener problemas en conocerlo, siempre que para entrar golpees bajo y pases con ganas de quererlo pero no de entenderlo.
Tiene una sóla mano, nunca fue vendido ni comprado. Pero para qué te voy a engañar, tiene muchos kilómetros recorridos, algunos parches, cicatrices y demás, pero responde.
Mi corazón, tarde o temprano, responde.

9 comentarios:

Gabriel Ramírez dijo...

Pues ya somos dos los que cumplimos años... y sueños.

Paula María dijo...

Feliz no cumpleaños!!!!!!
BESOSSS

Búho dijo...

Me gustó!!! Está bueno tener parches y cicatrices. Eso prueba que fue usado, gozado y disfrutado. Peor sería tenerlo 0 km. Saludos.

Nabulio dijo...

saludos para vossssssss
olvidados tenia a mis blogamigos
asique bueno siempre es buen momento para pasar saludar y decir presente
es bueno que escribas siempre y con tantas novedades
un fuerte abraz opara vos

Paula María dijo...

Hola Buho! Me alegro que te haya gustado. Gracias por pasar!!

Nabulio, tenías abandonado mi blog, me alegra que hayas vuelto!!!
BESOSSS

Ŧirєηzє ♥ dijo...

Dicen que todas esas heridas y cicatrices en el corazon...son las que nos embellecen por dentro...

un abrazo
:-)

Paula María dijo...

Firenze, las heridas nos embellecen por dentro, nos hacen más fuertes y nos sacan el miedo a vivir!
BESOSSS

Lola dijo...

No se como pude no ver esta entrada.

Un corazón que se precie debe tener alguna que otra tirita que le agarre, por que solo la gente que se mete en los charcos es capaz de hacerse fuerte, aunque como compensación siempre sufre.

Paula María dijo...

GRACIAS LOLA! LAS "CURITAS" COMO DECÍMOS ACÁ, CONTIENEN PERO NO CURAN, HAY QUE APRENDER A LAMER NUESTRAS PROPIAS HERIDAS.
BESOSSS Y GRACIAS!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...