.

martes, 2 de febrero de 2010

Caras

Se bañó pausadamente pensando que esa noche tal vez, podría ser. Se puso su mejor perfume, rimel, un lápiz de labios rojo fuego y la medalla que él le regaló para su aniversario, las bodas de papel. Si, ya habían pasado dos años desde que había dado el sí, pero esa fecha le recordaba que, hacía dos años o más, que no sabía nada de vos. Que ése "si, quiero", contenía muchos más secretos que significado.
Llegaron a la fiesta y no lo volvió a ver hasta la hora de regresar a casa. No tenía importancia, ella quería encontrárte.
Empezó a caminar entre la gente con un vaso de agua en la mano. Tal vez, pensaba, debería tomar algo con alcohol para que la noche se hiciera más corta. Pero su sed la calmaba con una sola fantasía, la de coincidir al menos una vez, en un mismo lugar, con vos.
Las caras,  le resultaban todas iguales. Todos moviéndose hacia un lado y hacia otro, con una cadencia calculada y estudiada, dibujaban estelas de perfumes y auras intensas. Pero tu perfil no aparecía entre ellos.
Las caras, semejantes, con  gesto de relajo, parecían salidas de un mismo molde y ninguno coincidía con el tuyo.
Siguió buscándote, sin prisa, sin pausa. Estremecimientos quinceañeros, le recorrían el cuerpo pensando en un encuentro secreto, en una mirada cómplice, en un roce clandestino. Pero nunca te encontró. No estabas para ella.
Aún sigue buscándote en cada esquina, en cada bar, en cada uno de sus sueños. Tratando de imaginárte, contándote sus secretos y explicándote porqué, dos años antes, dar el sí había sido lo más acertado.

11 comentarios:

Gabriel Ramírez dijo...

Se equivocó.

Paula María dijo...

Se equivocó ella por dar el sí a otro hombre o él por dejarla ir??

Gabriel Ramírez dijo...

Ambos. Pero lo de él no tiene nombre.

Paula María dijo...

Me arrepentí, se llama desinterés. Gracias Gabriel por volver al blog!!!

Ara dijo...

Querida Paula;como siempre, me encanta lo que escribes. Una historia muy bien relatada que es más común de lo que nos parece.
El la deja marchar y ella se casa con otro. Cuantas veces se dejaran marchar autenticos amores y cuantas veces se tratara de enmendar un dolor dando un "si", sin sentir a alguie que no se quiere.
En el mundo de los sentimientos es donde más debemos escuchar las voces de nuestro corazón; él sabe muy bien lo que quiere.
Un abrazo enorme Paula,
Muchos muchos besos,
Ara

Paula María dijo...

Gracias Ara! En el mundo de los sentimientos, no siempre todo pasa como uno quiere! Hay mil historias como esta.
Besosss

Victor dijo...

Que alegría haberte encontrado en el universo de los blog.
Me encanta tu forma de expresar los sentimientos.
Me uno a las personas que te siguen.
Hasta pronto.

Paula María dijo...

Gracias Victor!! Me alegra que te guste!!
Besosss

catovonder dijo...

Muy buena Paula, segui asi..Y gracias por leer mi blog y dejarme tu pensamiento.
Besosss

Paula María dijo...

Caro, gracias!!!!! Y voy a seguir leyéndolo!
Besosss

Nana dijo...

Paula me encanta tu blog, gracias por leer el mio, es cierto tenemos formas muy diferentes de escribir pero . . . qué bueno de las diferencias es donde uno disfruta y crece.
Beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...