.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Las mujeres somos de Venus, los hombres son de Marte


Caminándo por cualquier calle mendocina.
Venus: ¡Hola! ¿Te acordás de mí?
Marte: Tu cara me es familiar. No sé, no estoy seguro. ¡Hola!
Venus: ¿No te acordás? Han pasado treinta años, pero yo me acuerdo  siempre de vos.
Marte: Mmm, si, me parece que ahora me acuerdo. No sé.
Venus: Salímos cuando eramos jóvenes y estuvimos de novios un par de años. ¿Cómo puede ser que no me recuerdes?
Marte: Es que ha pasado tanto tiempo. Hemos cambiado tanto que no sé cómo podés reconocer a alguien después de treinta años. ¿Treinta años dijiste? Yo no puedo. Pero tu cara me es familiar. ¿Querés tomar un café y lo charlamos?
Venus: Tengo tiempo. Siempre tengo tiempo para hablar de recuerdos.
Marte: Bueno contáme algo que me refresque la memoria. ¡Che, siempre tan linda vos!
Venus: ¿Cómo siempre tan linda, si no te acordás quién soy?
Marte: Bueno pero si me decís que han pasado treinta años, puedo notar que fueron más tiranos conmigo que con vos.
Venus: ¿En serio no te acordás? ¿Nada te quedó de esos años de novios? ¿No te acordás de nuestra canción preferida, nuestro aniversario, nuestra primera vez, la primera pelea? ¿Te olvidáste que yo estaba loca por vos? ¿Que cuando me dejáste, lloré durante meses?
Marte: Bueno, no debe haber sido para tanto sino me acordaría. Mirá ¿y si vamos a un lugar más tranquilo y lo conversámos hasta que, tal vez yo me acuerde de algo?
Venus: Adiós.
Venus camina , sin mirar atrás, con lágrimas en los ojos por no haber dejado un sólo  rastro, en lo que pensaba había sido su relación más importante.
Marte mira el reloj, paga los cafés sin terminar y regresa a la oficina pensándo, que podría haber sido una mañana fantástica.

6 comentarios:

Carmelo Mesa dijo...

Hola Paula.
Ellas son de Venus y ellos son de Marte.
Leyendo el libro y aplicándolo a la experiencia de la vida somos seres de dos especies diferentes que, por cosas de la naturaleza, somos capaces de engendrar seres que denominamos humanos.
Creo que tardaríamos un par de vidas para terminar de entendernos.
De todas formas alguien a dicho que taníamos prisa.
Un abrazo.

Paula María dijo...

Hola Carmelo! ¿Alguien ha dicho que teníamos prisa? ó Alguien ha dicho que tenemos prisa!!
Es una afirmación o una pregunta??
Yo no tengo apuro, siempre se puede conocer mucho más de las dos especies.
Un beso!!!

Ara dijo...

Querida Paula; pero que escrito más estupendo¡¡¡ nunca mejor expuesto. Venus y Marte; un reencuentro de ambos, un recordar inolvadable y a la par olvidado, una charla no acabada, una despedida llena de emoción y dolor a la par de duda...dos mundos completamente distintos...a la vez que misteriosos.
Mil besos Paula,
Ara

Paula María dijo...

Gracias Ara, siempre tan benévola conmigo!!!
Mil besos para vos también!!

Nabulio dijo...

uuu che pero me estas cambiando el humor del dia con esta entrada! y eso que ho yes sabado!
saludos

Paula María dijo...

Pura ficción Nabulio, pura ficción!!! jajaja
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...