.

jueves, 6 de septiembre de 2012

La libertad, deber o derecho

Cuando eramos chicos nos enseñaron que la libertad era un derecho... ¿o era un deber? No sé, ya me olvidé.
Pero había que ganársela de todas formas ¿no? ¿No se conseguía mediante la verdad, la justicia, la bondad, la honradez,...?
No tenía precio.
La libertad, tratan de arrebatarla los que se han sentido en algún momento privados de ella y viven con resentimiento. Los autoritarios, porque sin "poder", no asumen sentir un terrible sentimiento de inferioridad. Los controladores. Los que quieren imponer el miedo como medio encubierto de contención. Manipuladores. Necesitados de respeto y admiración.
Creo que es mentira que esas personas se sienten únicas, omnipotentes y más capaces. Son en realidad seres oscuros por dentro y por fuera, llenos de complejos sin psicoanalizar, enardecidos por la necesidad de dejar de serlo al menos para la mirada ajena. Son prisioneros de un yo que no les agrada en absoluto.
Esas personas, sienten que si sueltan la mano y dejan ejercer el derecho de crecer, ir o venir, comprar o vender,... pierden el control que obtuvieron, sólo con un pie sobre la cabeza del que no tiene poder. 
Y la falta de  libertad en pro de... o en nombre de... nunca deja de ser una prisión.

"Oíd el ruido de rotas cadenas..."

4 comentarios:

Mariela Marianetti dijo...

Hola Pau; y estoy segura que esas personas no son felices nunca, y los que los padecen tampoco ( en cualquier orden).

Besos

pluvisca dijo...

Cuanta verdad hay en tus palabras. por eso el mundo va como va, porque los poderosos son todo menos seres maduros y altruistas...

Besos guapa

VANESSA dijo...

Todos nacemos libres, hasta que nos cruzamos en nuestro camino con alguien q piensa q tiene el poder. Nada es bueno en exceso y mucho menos el poder.
Besoss

Tino dijo...

Nosotros, el ser humano, construimos los barrotes de nuestra propia celda.

Medios de comunicación, políticos, juristas, banqueros. Ellos son, los barrotes de nuestra propia celda.

¿Libertad?. Solo seremos libres, cuando creamos en nosotros mismos, sin dejarnos embaucar por quienes solo pretenden apropiarse de nuestra voluntad y convertirnos en una multitud fotocopiada dirigida por sus batutas.

Un cariñoso abrazo, querida amiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...