.

jueves, 2 de febrero de 2012

Steve Jobs

En las vacaciones leí su biografía. 
Además de interesarme porque me encanta la música y la tecnología que me facilita llevar "más de 1000 canciones en el bolsillo", la cual obviamente él inventó, quería saber el porqué de la opinión que el mundo tiene de este personaje. Muy buena y muy mala también. Genio, loco, malo, etc.
La primera impresión fue que era muy malhumorado, soberbio y controlador. Me sentía defraudada por mi ídolo.
Más adelante, logró ablandar mi opinión convenciéndome de que había sido un talentoso obsesionado por la perfección pero que lloraba con mucha facilidad. ¿Por qué llora tanto alguien que tiene una inteligencia envidiable? Lo hacía cada vez que algo no salía como él quería. Resumí para mí misma que esa inteligencia no era emocional.
La gente suele colocar en un pedestal a este tipo de personas esperando una nueva genialidad tras otra sin importar mucho sus sentimientos.
Nosotros en la vida proyectamos también en otros (los hijos), nuestros propios sueños y queremos verlos convertidos en realidad, a veces a cualquier precio. 
Siempre hay alguien (los padres), que confía en que lleguemos a ser como......, que logremos......, ...... y si no fuese así, se desilusiona el ilusionado y presiona de manera terrible al presunto culpable de sus frustraciones.
Creo que Steve Jobs se vio superado por sí mismo. Por su necesidad de ser el mejor en lo que hacía e inconcientemente dejó de lado sus sentimientos. 
Si te interesa el tema, leé el libro que está muy bueno!

"Si vives cada día de tu vida como si fuera el último, algún día realmente tendrás razón."
Steve Jobs 1955- 2011

5 comentarios:

Felicidad Batista dijo...

Paula, no he leído el libro pero sí que tengo curiosidad por hacerlo. Los seres humanos tenemos nuestras luces y nuestras sombras y los que logran destacar y ser ampliamente conocidos por la opinión pública todas sus virtudes y sus defectos se magnifican o exageran. Jobs, probablemente fue una víctima de su propia obsesión por lograr la perfección imposible. Parece claro, con independencia, de su caracter y de sus aciertos y desaciertos que, como tú muy bien mencionas, fue un visionario, solo este aspecto basta para admirarlo. Lo ejemplificas con la posibilidad de llevarnos toda nuestra música a todas partes sin que notemos su peso. La capacidad y verstilidad de sus magníficas computadores, etc. ¿Supo vivir Jobs para ser feliz? Probablemente no porque ese nivel de exigencia no conduce al bienestar.
Lo leeré Paula.
Abrazos

pluvisca dijo...

Estuve viendo un debate sobre él en la televisión y hablaban precisamente de esto, de su obsesión por el trabajo.

No hay que mezclar nunca la inteligencia creadora con la emocional, nada tienen que ver, la mayoría de genios son gente atormentada o con algún trastorno psíquico, haz un repaso y veras...

Asi somos los humanos Paula...el eslabón perdido...

Un abrazo

Lola dijo...

Se ha despertado mi curiosidad y recojo tu recomendación.
Me parece un tema bastante interesante.
Los seres humanos, a veces, tenemos actitudes para llevar a estudio y debate.

Siempre es un placer querida amiga.

Tino dijo...

Esa última frase de Steve, por suerte para todos, es la cruda realidad. Un tipo tan inteligente como él, es digno de admiración. Ha creado algo, seguramente importante para los seres humanos, pero yo me pregunto: ¿Somos más felices por ello?.
Admiro su inteligencia, pero creo que debería ser un poco más asequible para quienes la consumimos.

Un cariñoso abrazo, querida amiga.

Adriana Alba dijo...

El libro no lo he leído, si algo de su biografía -una infancia complicada-

Los seres humanos tendemos a juzgar, a bajar o subir el pulgar sin tener en cuenta lo primordial de las personas, la compasión -no la lástima- nos hace ver siempre la verdadera esencia del alma humana.

Besos Paula.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...