.

viernes, 15 de julio de 2011

Protagonista

Siendo la protagonista de mi propia novela no puedo decidir el final.
Alguien me manipula como a una marioneta, inseguro de qué hacer conmigo.
Escucho voces que relatan mis movimientos y trato de engañarlas yendo hacia donde no quiero. Hablando palabras mudas. Fingiendo ceguera, tanteo el camino ya recorrido.
El escritor, creador de todos mis tiempos vividos y por vivir, cambia sus planes según pasa el tiempo. Y yo al menos, necesito saber a qué género pertenezco, a una comedia o a una tragedia.
Pero las voces callan, la vida continúa entre borrones de tinta y nuevos bosquejos. Entre certezas y desilusiones que son tan mías como de él. Pero muero en la página 100.

Ahora sólo falta su firma para demostrar que existí en sus fantasías y tal vez en las de algún lector conmovido por mi superflua marcha por la tierra o por mis livianas palabras.
100 páginas y una sola firma, consienten casi la muerte de ambos.

"A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante."
Oscar Wilde

7 comentarios:

pluvisca dijo...

Mgnifica la frase de Wilde.

Yo creo, y asi se llama uno de mis blogs, que la vida es "UNA ÓPERA BUFA".

Es difícil no dejarnos manejar hay muchas presiones desde fuera, pero hay que luchar por nosotros

Un abrazo

Mariela Marianetti dijo...

!Te extrañábamos, Paula! Opino que, por lo menos mi vida, pertenece a todos los géneros literarios ( la mía tiene ficción, romance, comedia y hasta terror, a veces parece un musical ( cuando bailo salsa), y a veces es un drama absoluto, jajaj). Me ha encantado el relato introspectivo que has logrado.

Un saludo, vecina.

Felicidad Batista dijo...

Paula, en muchas ocasiones he reflexionado sobre lo que algunos de los personajes que he creado me dirían sobre sus vidas, trayectorias, finales, rupturas, muertes. Su alegría o disconformidad y siento que a casi todos les gustaría emanciparse de mí. Leer tu entrada narrada desde el punto de vista de un personanje de novela que se siente manipulada y triste y que termina con una arenga de ánimo y lucha hacia una vida propia y autónoma me parece genial.
Un gran abrazo

Lola dijo...

No debemos dejarnos manejar, nada más que lo justito para adaptarnos a la selva que nos rodea.. Romper hilos que no nos permitan ser nosotros mismos. Te echaba de menos bonita. Besos

V de Tierra dijo...

Somos actores en este teatro de la vida. No siempre tenemos el papel principal, a veces somos solo actores secundarios en algun capitulo. Q fuerte la frase de oscar y cuanta razon!! besos

la MaLquEridA dijo...

Algún día tu moverás tus propios hilos sino es que lo haces ya.


Beso Paula María.

Anónimo dijo...

Paula
Soy nueva en tu blog y me ha encantado ! Si me aceptas un consejo guapa, yo que tu cojo el teléfono, llamo al escritor, le cito en un bar, y le pido que me diga en la cara cuales son sus planes..ademas seguro te pasas un buen rato con el !

Un abrazo

Carmen

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...