.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Como un viejo árbol

¿En qué momento de la vida le permitimos a la razón ganarle a la imaginación?
¿En qué segundo decidimos que ya eramos adultos como para seguir creyendo en los sueños?
¿En qué minuto nos dimos por vencidos ante la realización del deseo más ridículo?
Creo que cuando empezamos a creer que se nos había terminado el tiempo de hacer y sólo nos quedaba el de ser simples observadores.
¿A qué hora del día permitimos que decaigan nuestras ganas de inventar una historia diferente?
¿En qué mes del año, dejamos que nuestra mente envejezca tanto como para no recordar el camino que queríamos andar?
¿Cuántos años nos hacen falta para aprender que no es imprescindible deslumbrar sino deslumbrarnos?
Necesito tiempo sin medida para perderme una y otra vez en mis callejones sin salida. Para entender que la contradicción es vivir buscando y no andando. Es querer ver la vida como un trabajo pesado y no como una suma de momentos y logros. Esos que todavía siguen madurando en mi desvalorizado inventario. Como un viejo árbol pero con frutos dulces.
Ahora necesito un poco de ese tiempo sin medida, para aprender a saborearlos y mucho más, para darme cuenta de que por fin me dí cuenta.

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy alcé a mi hijo menor para que tocara el techo. Puso cara de vértigo y felicidad, y se quedó hablando de cuando fuera grande ("como mil años!!!") y pudiera tocar el techo solito. En algunas partes de mi casa, si salto llego, pero dejó de importarme hace rato... Jose C

Tino dijo...

Cada paso presente que damos, convierte al anterior en historia y recuerdo.

Conviene vivir el presente con descaro, al borde de los deseos y hojear de vez en cuando, nuestra história pasada, para revivir aciertos y correjir errores.

Pero, ¡no seamos ilusus!, el pasado, no vuelve.

Me ha gustado tu entrada amiga. Un abrazo sincero para ti!.

Lola dijo...

Tu entrada, los comentarios.... Te paras a tomar aire y decides que lo que estas haciendo es todo atropellado, nada es pensado o meditado. Vamos tan deprisa que no nos permitimos saborear cada aliento de vida que tenemos y cuando lo hacemos es tarde. Porque hoy es el mañana de aquel momento.... Un besito preciosa me ha gustado parar a pensar un ratito.

Paula María dijo...

Jose, a mi dejaron de interesarme los dibujos animados hasta que tuve hijos. Dejaron de importarme muchas cosas hasta que tuve más tiempo... ahora, que el tiempo me sobra, los intereses son pocos pero más complicados.

Tino, mientras la historia que escribimos sea de las buenas... no queremos volver al pasado.

Lola, debe ser el tiempo que nos corre y nos apura. Ultimamente mis movimientos son todos atropellados :)

besosss y gracias!

Vanessa dijo...

Es curioso el tiempo, porque siempre nos hace falta. Aún no conozco a nadie q le sobre un poco de tiempo y no lo quiera.
Besos!

Paula María dijo...

Vanessa, a mi me sobra,... un poco, pero trato de no dejarlo pasar vacío! :)
besosss

José Alfonso dijo...

Amiga, toda dicha es buena aunque se conquiste tarde. Ya ves; yo aún pretendo alcanzar la luna, por regalártela, bueno sería que me dijeses, que me convencieras de que eso no es posible. O que me engañaras, diciéndome que no la necesitas. Gran favor me harías.

Un besazo a cambio.

Paula María dijo...

José todavía estás acá!!! No, no necesito la luna, creo que ella me necesita a mi :)
besosss y gracias por volver!

Mondragón de Malatesta dijo...

Yo necesito dinero, dinero para alargar el tiempo, dinero para comprar amores por montones, dinero para conseguir así, los continentes más celestiales. ¿a qué hora nos hicimos tan pobres?, ¿en qué momento nos olvidamos de ser hombres? para vivir como animales. Dime.

Excelente post.

LA NOVIA dijo...

Darse cuenta es un acontecimiento para celebrar, sin duda alguna...

Hacia allí deberiamos ir todos!!!!

Besos

Un gramo de locura dijo...

Hay momentos en los que disfruto de la imaginacion, sin darle lugar a la razon
Y me niego a abandonar mis tontos deseos y sueños
Amo regalar y no que me regalen, me encanta deslumbrerme con alguien.
Por todo ello creo y estoy persuadido de ser un inmaduro
Pero a veces me gusta, como por ejemplo hoy al sentirme identificado
Bss

Paula María dijo...

Mondragón, todos necesitamos algo y creo que nos olvidamos de ser personas cuando empezamos a creer que poseer cosas nos diferenciaba de los animales.

Novia, ojalá llegara a ese punto en que con los ojos abiertos, pueda ver mis frutos aunque sean pocos... pero todavía no los veo!!

grrr, soñar en estos tiempos no es de tontos, es de los que están cansados de ver lo que no quieren ver y se niegan a rendirse. Al menos así, el interior deja de ser un lugar común.

besosss y gracias

Epístola Gutierrez dijo...

Qué bueno es darse cuenta!!
Me encanta lo que has escrito.
Siempre estamos a tiempo de buscar, recuperar, cambiar.
Un beso.

Paula María dijo...

Epístola, siempre estamos a tiempo de buscar lo que necesitamos, de recuperar lo perdido y de cambiar lo que no aceptamos.
besosss y graciasss

Breviario de Podredumbre: dijo...

Pauli, no perdamos las esperanzas. Pensá que se puede estar peor.
Siempre, ya sea por distracción o incompetencia, permitimos que la razón le gane a la imaginación. Es una práctica habitual en las personas.
Has leído "elogio de la lentitud"? lectura recomendable.

Es una pena que estemos tan lejos. Yo sigo acá, esperando el tormentoso calor de Mendoza.
Besos.

Adriana Alba dijo...

Linda entrada Paula

Darse cuenta es despertar y cuando lo hacemos vivimos un sueño lúcido, donde comienzan las transformaciones.

abrazos.

Paula María dijo...

Breviario, claro que se puede estar peor! No he leído ese libro pero por el título, entiendo que lo bueno no llega rápido pero es lo que esperamos. Todo es rápido ahora y nadie quiere quedarse atrás.
...y el calor de Mza no es tan terrible jajaaja

Adriana, qué bueno tu comentario! Vivir un sueño lúcido es comenzar a disfrutar de los cambios y no sólo desearlos.

besosss a ambos!! ;)

Mariela Marianetti dijo...

La profundidad de tus letras conmocionan el corazón. Lo bueno es darse cuenta de las esencias del alma; lo malo, ni siquiera saber que tenemos una.

Me ha encantado visitarte paula.

un cordial saludo vecina

V de Tierra dijo...

Lo importante es darse cuenta!! Cuestionarse y no dejar que la vida se nos pase. Hay un momento en que nos fragmentamos, pero no es imposible volvernos a reconstruir!!

Un besito desde estas tierras!!

Paula María dijo...

Mariela, gracias! El alma se hace sentir cuando uno quiere escuchar.

V, nos fragmentamos cuando queremos ser lo que los demás quieren que seamos? o cuando uno quiere ser otra persona?

besosss y gracias!!

Lola dijo...

Sábes, hay épocas de nuestra vida en las que hace falta meterse en obras, las obras siempre son un incordio, pero cuando miras atrás y ves los resultados, respiras satisfecha...siempre y cuando tú elijas los materiales y la decoración. Y es que el mundo interior es mas complicado de lo que parece...

Un abrazo inmenso. Y perdona por el simil, pero es que me siento muy reflejada con el.

Paula María dijo...

Lola, MI mundo interior es complicado aunque no lo había pensado desde ese punto de vista :)
besosss

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

me he emocionado mucho leyendote...
hoy es un dia dificil en mi familia..
a muerto un chico de 21 años...familiar lejano pero muy querido, compañero de colegio de mi hija...
despues deldolor vivido hoy...
este postes como un balsamo..


hermosisimas palabras...
un abrazo

Paula María dijo...

Firenze, qué pena!!.. y yo que hablo de necesitar tiempo... :(
besosss

Adriana Alba dijo...

Paula, gracias por tus visitas a mi espacio.

Me encantó tu entrada, construir desde el presente, afrontando cambios, pero siempre hacia adelante.

Abrazos.

Anónimo dijo...

De eso se trata.........de gastar la vida!!
Hay que embarrarse un poco mas....

Me gustan esas historias con alguna reflexion final...

te quiero

Pablo

Paula María dijo...

Pablo... sos Pablo Julio?? : )
yo también te quiero!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...