.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Retrato de un amor

La primera vez que te vi, supe que no te olvidaría jamás. Algo en el corazón, me dijo que cargaría con ese dolor lo que me restara de vida.  Nunca serías mía.  
De un lado del océano, ella me espera fiel. Cuida mi hogar. Me recuerda y extraña. Incondicional.
Sobre la otra costa, está tu imagen. Alguien que ignora mi existencia. Que no ambiciona más que su lago y la soledad. Con quien no comparto recuerdos tristes o felices. Sólo una figura etérea entre la bruma densa. Alguien que sin saberlo, atraparía mi alma confundida para siempre __ afirmaba mientras pasaba las horas observándote de lejos como un intruso invadiendo tu retiro.
Sin pertenecerme, te creí mía. Imaginé escuchar una voz suave, tocar una piel adolescente. Ojos rasgados buscando los míos. Inalcanzable. Yo como un redentor de penas, deseando aliviar las tuyas si las padecieras.

__ "Si no regresas, moriré."
Y he regresado una y otra vez, sólo a observarte de lejos. A soñarte de mi propiedad. A fantasear con lo imposible, ya que ella me espera fiel del otro lado del mar. Lealtad, así lo llaman. Dolor y renuncia, es como lo llamo yo.


 

6 comentarios:

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

...enorme sacrificio. A veces es preferible una buena ilusión, un vago pensamiento de ansia expectante.

Muy conseguido, Paula...

Un beso.

Lola dijo...

Dolor y renuncia le llamo yo tambien Paula. Observar ¿para que? hacerte daño o hacerlo al otro lado. Decisión es lo que hay que tener en estos momentos y aprender a no nadar entre dos aguas. Me ha encantado. Un besito

Ara dijo...

Me encanta leerte Paula; vivo cada palabra , cada verso, cada frase de la que escribes.
Este poema me ha transladado a mi primer amor, el más intenso, el más profundo y el más limpio.
Haces que me calme, que me relaje, que me desconecte de todo lo real que no puedo cambiar y me gustaría.
Un besazo enorme, amiga Paula.
ara

Paula María dijo...

Gracias José!! El "muy conseguido" de tu parte me deja contenta!!
Lola gracias! Siempre nadar entre dos aguas fue un riesgo, pero y las fantasías??
Ara, si he logrado desconectarte de lo que no se puede cambiar, me alegro muchísimo aunque hayan sido unos segundos.
Besosss y gracias!

Anónimo dijo...

Una manera de vivir tan dolorosa que puede llegar a parecer que más que una vida es una muerte segura.
Un saludo, Paula.

Anita Noir

Miguel Rodríguez dijo...

Intenso.
Como aquellos momentos en que te atreves a mirar hacia adentro,


Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...