.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Infancia robada

Una vida hoy vale:
unos tragos de más,
el malhumor ajeno,
una deuda,
$2.
Unas zapatillas nuevas,
el querer llegar rápido a todos lados,
el odio del que tiene hambre,
una pelea callejera.
La irresponsabilidad del egoísta,
un teléfono celular,
la avaricia del que lo tiene todo,
la sed insaciable de poder.

Cuando éramos chicos nos enseñaron que la vida era maravillosa. Que éramos el futuro de un país. Que nadie nos podía hacer daño gracias a que todos conocían los derechos de los niños. Que éramos la esperanza del mundo. Que en la cara de un niño se podía ver la de Dios...
La vida les está enseñando ahora, que ante todo deben aprender a defenderse de nosotros los adultos.

"Los niños deben ser muy indulgentes con las personas grandes."
Antoine De Saint Exupery

4 comentarios:

Felicidad Batista dijo...

Paula, me pregunto muchas veces qué ocurre en la sociedad actual que ha descolocado el orden de los valores morales y solo adora, como al becerro de oro, lo material, el prestigio a través de los objetos y sus marcas, el vil metal. Cuando asistimos a tragedias como las de la niña Candela, o esta semana, en mi país, un padrasto ahogó en el río a una bebe de diez meses tras discutir con su pareja y madre de la criatura, me aterra, nos aterra, contemplar las desviaciones que cierta condición humana han tomado. Transformados en alimañas son capaces de los crímenes más horrendos a inocentes, a los niños que son nuestro futuro, el futuro de las generaciones, de los países... Ahora le toca hablar a la justicia y cuanto más justa se pronuncie, más esperanza tendremos, lo contrario sería terrible.
Un abrazo

pluvisca dijo...

Sinceramentwe, siiii!!! que tristeza, pero si, por desgracia, la indefensión de los niños es brutal

Un abrazo

O SuSo dijo...

Esta surgiendo una casta de padres especiales, que hacen crecer niños especiales, conscientes, llenos de vitalidad, sin las manipulaciones de la sociedad, tal vez por ahí...

Un fuerte abrazo.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Beellisimo poema, una de las terribles realidadades que nos toca vivir en este, nuestro hermoso país
Felicitaciones
Lydiua Raquel Pistagnesi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...