.

lunes, 16 de mayo de 2011

Navegando

El viento llena mis velas. Navegando mi interior me lleva hacia lo más lejano, donde creo que nunca estuve y me muestra a mí misma en situaciones en que no me supe ver jamás.
El viento insiste en que me reconozca. En esa estela, en esa espuma que aún sigue brillando. Pero no la veo.
El mar de la inconciencia, golpea fuerte mi rostro. Frío embate de recuerdos encallados en todos mis rincones. Pero no despierto.
Trato de desechar la bitácora que todo lo sabe por la borda, pero la corriente la devuelve a mis manos. No quiere que olvide.
No hay brújula que me lleve a donde quiero. Parece que sólo a la deriva encontraré lo que el viento me quiere mostrar.
Pierdo el timón. Pierdo las fuerzas y me dejo llevar. Allí, en donde me encuentro y te encuentro. Donde la memoria me engaña a diario haciéndome creer que no puedo. Que no podemos.
Y despierto. De regreso en la orilla. Consciente de la dificil tarea de recuperarlo todo. De recuperarme una vez más.

13 comentarios:

Nela dijo...

Un placer haberte encontrado y poder seguirte
Besos
Nela

Fibonacci dijo...

Mucha dulzura, desolación, anhelos y un viento puñetero que a veces nos alborota sin consuelo...un besote

Felicidad Batista dijo...

Paula, difícil travesía la de las derrotas del corazón.
Magnífica prosa poética que nos va singlando por los vaivenes de un mar dispuesto a impedir el olvido. De un aire fuerte, compulsivo que rememora el instante de la pérdida. Aguas procelosas por las que nos conducen de una manera muy bien narrada. Emocionas y son de esos textos que se leen varias veces.
Un abrazo

LA NOVIA dijo...

"Navegando mi interior me lleva hacia lo más lejano, donde creo que nunca estuve..."

Magnífico párrafo Pau!!!! Nos pasa tantas veces y nos lo vemos, no queremos o no podemos, nosé...

Una bellecita hecha de letras...

Besos

O SuSo dijo...

Qué cansado es luchar contra los elementos, contra aquel "no puede ser" o contra todo lo que nos rodea.

Navegar a la deriva es duro, pero envocasiones es la única opción, dejarse llevar.

En el mar de la vida intento relajarme y que lo que siento me guie, no el condicionamiento de a dónde debería ir, sino lo que surge de lo más profundo de mi pecho.

;-)

Un abrazo fuerte y muchos ánimos.

pluvisca dijo...

Siempre hay que resurgir como el ave Fenix y tu puedess, aunque el pasado es un lastre, aveces, tambien necesitamos dejarnos fluir para ver que nos dice...

Un abrazo

la MaLquEridA dijo...

Recuperarte es la palabra clave para volver a empezar.

Tino dijo...

Es cierto que a veces "la memoria intenta engañarnos" aunque le cueste conseguirlo.
Lo vivido quedó escrito y podemos leerlo. Lo que ha de llegar hará que lo que escribamos en el presente y el futuro sea mejor, porque habremos aprendido de nuestros propios errores.

Muy buena entrada. Me ha gustado mucho.

Un abrazo, querida amiga.

VANESSA dijo...

Intenta no perder nunca el timón, ni siquiera en sueños, porque eres tú quien tiene q dirigir tu vida.
Besoss!

mariarosa dijo...

Muy buena reflexión, Paula María.

A veces se necesita, ese meternos adentro y vernos, tal vez, en ocasiones, resurgimos nuevos.

mariarosa

Nana dijo...

Pau, lo bueno es no encayar!!! como siempre excelente texto! Besos

Lola dijo...

La sensación de querer cambiar el rumbo y no poder...... sumidos en un sueño del que queremos despertar y las fuerzas no nos lo permite.... Me encantó volver a leerte. Un besazo Paula

Paula María dijo...

besosss y gracias a todos por visitarme!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...