.

lunes, 14 de febrero de 2011

Quiero...

un corazón diminuto para las pasiones desmedidas...
uno minúsculo para guardar los resentimientos...
uno moderado para templar las corrientes frías en épocas solitarias...
uno intermedio para almacenar las penas que no quiero olvidar...
uno limitado para vigilar las culpas...
uno accesible para el que quiera entrar de por vida...
uno estrecho para el que desee sólo un vistazo...
uno espacioso para amontonar los pertrechos internos que nunca estoy dispuesta a ordenar...
Y uno, de cualquier tamaño, que sea capaz de resistir los altibajos. Que sea talentoso para inventar al otro cada día. Que sea justo cuando me enoje sin razón. Que sea fiel cuando se sienta tambalear. Que se haga cargo de su condición frágil. Que te quiera y me quiera tal cual somos.
Quiero un corazón que continúe peleando siempre cuando se sienta en contra de  la razón, porque evidentemente al mío, le cuesta entender razones cuando son por la fuerza.

16 comentarios:

Anita Noire dijo...

Si lo encuentras, avisa. Me gustaría saber donde poder encontrarlo. Si es cerca de Tierra de Fuego, no importa, también me acercaría a buscarlo.
:)

Lola dijo...

Por pedir que no quede...a mi me apuntas otro que yo también quiero.
Hay amiga, ¿no lo tendremos así y aún no lo hemos descubierto?

Besitos y feliz dia de San Valentín

Tino dijo...

En un día como este, tu entrada brilla como el sol. ¡¡¡Preciosa!!!. Te felicito amiga.

Un abrazo muy grande y que hoy, sea un día muy especial y feliz para ti.

Lola dijo...

Pidiendo de esa forma y lo que pides seguro que llegan a ti. Eres un amor Paula, un besito

la MaLquEridA dijo...

Tu corazón es tan grande pero no te has dado cuenta. Yo lo sé.


Un abrazo Paula María.

Fibonacci dijo...

Seguro que ya lo tienes...bonita entrada preciosa...me ha encantado como redactas...un besote

O SuSo dijo...

Tienes todo eso y más...grande, enorme corazón Paula M.
Un abrazo

Mariela Marianetti dijo...

Me encanta la reflexión que encierran tus palabras tan sabias y llenas de "corazón"

Un abrazo vecina.

Vanessa dijo...

Qué bonito Paula! Yo también quiero un corazón q cambie con cada circunstancia de la vida, sería fantástico.
Besos!

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Paula, amiga.

Parece que estás en un momento exquisito de tu vida, donde todo lo ves de manera madura, sin miedos pero sin apuros.

Donde todo parece sereno y calmo. Cada cosa en su lugar.

Me gustó mucho tu texto, me dio algo de eso que busco y que te digo.

Un abrazo, cuidate mucho.
Beso.

pluvisca dijo...

El corazón no entiende de razones Paula, pero todo lo que sale del corazón suele ser auténtico.

un abrazo

Adriana Alba dijo...

El corazón tiene razones que la razón no entiende.

Querida Paula, estamos en el camino del aprendizaje, hay que tratar que las cosas se den en forma suave y anclarnos en la sede del amor que "causalmente" es nuestro corazón.

Un beso.

Carmelo Mesa dijo...

Que tu corazón sea tan consciente que no necesite temer a la muerte para que sea capaz de apreciar la vida.
Sólo cuando tememos perder nos paramos a valorar lo que tenemos.
Te deseo que cada pulsación de tu corazón sea una gota de felicidad en tu vida.
Un beso.

LA NOVIA dijo...

Se me ocurre que por la manera que expresas tu deseo podés hacer de tu corazón cada uno de esos corazones...

Son bellas palabras y un muy bello y lúcido deseo de ser más y mejor...

Beso

V de Tierra dijo...

Imaginate que pudisemos tener el corazón asi, hecho a la medida de nuestras necesidades y sentimientos.. creo que el mio me ha venido con defectos!! un beso

Olga i Carles dijo...

El corazón va creciendo a medida que avanzamos la mente en luz. No hay más.




Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...