.

lunes, 6 de diciembre de 2010

La voz

¿Por qué nos empeñamos en alimentar nuestras culpas? ¿Por qué suelen regresar una y otra vez, esas voces que nos recuerdan los errores cometidos? ¿Cuál es la finalidad por la que nos hacemos pagar, infinitas veces si es posible, eso que nos señalaron que hicimos mal? ¿Cuándo entrenamos a la conciencia para que nos odiara tanto?
La voz que nos recrimina, la que nos refresca la memoria de lo que queremos sepultar, la que busca sin pausa en los rincones oscuros. Esa voz, no nos hace mejores ni honestos. No nos convierte en ejemplo ni confiables.
A esa voz, que con su peso, puede transformar lo bueno en grotesco, lo placentero en sórdido. A la voz que nunca se calla. Que grita que las cosas son banales, que el amor sin sacrificio no es amor, que el camino sin piedras no es camino, que lo fácil no da nobleza, que la vida sin sufrimiento no es vida. A ella, no sé porqué motivo, alguna vez le creí.

20 comentarios:

Mariela Marianetti dijo...

Creo que debería tener un equilibrio en su llamado. Si nos invita a la reflexión sin karmatizarnos( palabra que acabo de inventar), está ok. Ahora si se torna un lastre que nos hace sentir miserables...es nefasta.
Creo que es como una réplica de la voz de la consciencia, sólo que cuando se pone sórdida y extremista, nos hace mal, nos afecta, nos deprime...No hay nada que pueda remediar el pasado, simplemente debemos asumirlo ( Uy, creo que me salió un aforismo).
Te cuento que de vez en cuando mi corazón la siente como un murmullo... aun suelo escucharla...en noches de profunda soledad o en días no muy claros...La culpa y su estigma desangra el alma.

Un abrazo y me encantó tu versión de esa voz que tantas interpretaciones suele tener.

pluvisca dijo...

Paula, se han escrito libros sobre la culpa, es muy muy enrevesada y lo que es peor no nos deja crecer. Mientras nos sentimos culpables no avanzamos...

Hay que responsabilizarse de lo que nos sentimos culpables, aprender de ello y avanzar...pero es tan dificil!!!

un abrazo

Vanessa dijo...

La voz de la conciencia es muy difícil de callar, lo único q podemos intentar es no escucharla.
Besos!

Noe Palma dijo...

siento que la culpa no nos deja crecer, pero tmb se que el ser humano necesita este tipo de sentimientos como excusa para no tomarse el trabajo de ir mas alla y superarse... hay alguien que lo dijo antes, hay q sentir responsabilidad, no culpa... ;)

Tino dijo...

Sería fantástico poder guardar en el baúl de los recuerdos, bajo un candado bien grande, los malos recuerdos, experiencias o momentos indeseables para que nunca más acudieran a nuestra memoria. Y en el lugar preferente de nuestra librería, el diario de todas las cosas hermosas y maravillosas que nos fueron sucediendo durante la vida, para tenerlas muy a mano y recordarlas, revivirlas y copiarlas cada vez que nos apeteciera. ¡que bonito sería!.

Preciosa entrada amiga.
Mi abrazo mas cariñoso para ti!!.

Olga i Carles dijo...

No hay culpa.
Hay esposabilidad.
La conciéncia reclama.
Causa efecto.
Tal haces tal encontrarás.




Un abrao.
Grácias.

Adriana Alba dijo...

Esas voces "interiores" (que nos culpabilizan y nos hacen pasarla mal", en ocasiones son mandatos que venimos arrastrando desde la niñez y luego se convierten en creencias, que nos desordenan la vida.

yo creo que con trabajo se pueden cambiar, no dándoles poder y cambiándolas por sus virtudes.


Pruébalo aunque al principio ni te lo creas.

Por derecho de conciencia vinimos a este mundo para ser felices, Dios "no castiga".

Nosotros somos los hacedores de nuestra vida para bien o para lo otro.

Saludos

Epístola Gutierrez dijo...

Yo también soporto esas voces, cada vez menos.
Está en nosotros prestar oídos a otras voces, las que nos muestran nuestros aciertos y nos afirman en la libertad.
No es fácil desprenderse de los mandatos, pero se logra y el premio es maravilloso.
Un beso.

Paula María dijo...

Mariela, me parece que estuve muy sola todo el fin de semana!! : (

Pluvisca, es tan dificil!!!

Vanessa, es un muy buen consejo tratar de no escucharla... pero no puedo!!

Noe, hola!! Vos decís que es para evitar la responsabilidad de hacer algo al respecto? Debe ser, es probable. Yo a los 45 sigo preguntándome qué puedo hacer con mi vida y no encuentro una respuesta... sólo más preguntas!

besosss a todos y gracias!

Paula María dijo...

Tino, eso quiero!!! ajajajj Creo que al menos, esos dos lugares en mi vida se diferencian bastante.

Olga, veo que después de tantos comentarios parecidos, voy a tener que hacerme cargo. Esto ha sido "casi", una terapia on line!!

Adriana, me encantó tu comentario! Pienso que de tanto repetirnos lo mismo, lo hemos ido asimilando como verdad aunque a esta edad es más dificil desterrar esas afirmaciones debería tratar de cambiarlas!

Epístola, a veces las voces de la buena conciencia son escasas. Tendré que aprender a escuchar mejor!!!

besosss y gracias!!

Lola dijo...

Una voz Paula que hace daño, porque no vamos a estar pagando por un error toda la vida, ya fue suficiente con ver que nos habiamos equivocado. Ojalá pudiera ser acallada y permitirnos seguir adelante sin zancadillas........ Besitos preciosa, me encanto la entrada.

Paula María dijo...

Lola gracias!! Eso es!!!... nos poné el pie en el medio y por lo general cuando nos molesta algo o nos sentimos mal y lo vuelve peor.
Besosss Lola y que estés muy bien!!

Noe Palma dijo...

Paula!! primero, tenes 45 años? no lo puedo creer realmente... lo que yo digo es q la culpa no te genera naa positivo, en cambio a vos te surgen preguntas y creo que toda la vida será asi, pero estas haciendo algo para revertirlo y eso es interesante... una vez le pregunte a mi maestro de artes plasticas, en cuanto tiempo me sacas buena? y me dijo: en clases de 24 hs al dia los 365 dias del año, durante 80 años mas minimo... y yo dije, bueno esto es una busqueda constante entonces... lo comparo con esto de la responsabilidad y la culpa y tus preguntas y creo que asi sera para vos tmb, tu busqueda es constante, y eso me parece muy bueno, esto es tu crecimiento a nivel personal...

mil besos para vos...

Paula María dijo...

Noe, tengo 44 pero el 20 cumplo años así que ya los asumí como que están!! : )
Siempre nos hacemos preguntas, pero me gustaría, entre tantas, encontrar alguna respuesta!!! Será que aprender un arte es como aprender a vivir, siempre hay algo más que se ignora...
besosss!!

O Suso dijo...

Un día me senté en una piedra alado de un río en medio de una selva más espesa que mi mente. Fue en Villatunari (Beni), Bolivia, y viendo correr el agua sólo sintiendo ese momento, me quedé en auténtico silencio, desde entonces ya casi no escucho a esas voces, sólo la del universo interno que me grita, eres genial, todo esta bien, si tú lo sientes así.

Un beijo y ánimo.

Paula María dijo...

Suso, dichosoooo!! : ) Si escuchás al universo gritarte que sos genial, debe ser porque es así, no??

beijo y gracias!

la MaLquEridA dijo...

Algunas veces no hay que hacerle caso a esas voces porque no quieren que seamos felices.



Un abrazo Paula.

Paula María dijo...

Si Malquerida, preferiría no escucharlas!! Van y vienen sin ser llamadas...

besosss y graciasss

V de Tierra dijo...

siempre hay voces alrededor nuestro. En ocasiones susurran y otras veces gritan y si solo pudiesemos escuchar las voces del alma? no estaria mal no?

Besos

Anónimo dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=jPXu-WOA7bM

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...